Ordenando tus bártulos

Por esta vez no había que inventar cosas raras, diseñar cosas imposibles o hacer que el despacho pareciese el nuevo laboratorio de investigación de “Silicon Valley”. Fácil , cortita y al pie, como le gusta a los que entienden de fútbol.

El caos inicial donde se guardaban archivadores, cajas, trofeos, donde nada encajaba, la sensación de desorden, de no poderte concentrar. El objetivo era mantener las formas y disposición del antiguo despacho, pero manteniendo un cierto orden, limpieza visual y sencillez.

Los muebles en blanco puro, contrastando con el marrón chocolate que aportan calidez y serenidad a una zona de debe ser confortable. Una sutil decoración de libros nos recuerda la importancia de la cultura. Y si hasta aquí, todo te parece demasiado tranquilo y normal, una excéntrica iluminación de exterior realizada en un cilindro de metraquilato, con todo su esqueleto interior a la vista, nos aporta ese aspecto atrevido y transgresor que pedía este despacho hasta entonces supernormal.

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte