Paredes de cristal que supermolan

¿Y dónde está la cocina?, pues es aquello que está detrás de esta pared, si andas un poco por el pasillo, luego giras a la izquierda, luego otra vez a la izquierda, luego a la derecha. Llegado a este punto, si te quieres hacer una tostada has de realizar otra yincana, abre esta puerta y camina 2 pasos para delante hasta llegar a la tostadora. Un cocina totalmente desconectada del resto del piso, enfadada con el comedor, allí oscura, aislada, sin hablarse con nadie.

Haremos bueno, una vez mas, eso de “Mejor Unidos”. Las paredes de la cocina se transforman en paredes de cristal, abriendo la cocina de forma natural al resto del piso, el acceso a la cocina se transforma de yincana a paseo por las nubes.

Una cocina ordenada, estructurada, profunda, de contrastes entre el blanco puro y la explosión colorista de la zona creada para comer, que nos recuerda lo bello e intenso que es vivir.

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte