Una cocina natural

 

Delicada y limpia visualmente. Llena de pequeños detalles y carácter. Pretende destilar clase desde su sencillez, aunque internamente y detalle por detalle es una cocina muy compleja.  El rosa colorado lacado aporta la frescura, luminosidad y energía. Los detalles en roble natural hacen que una cocina neutra tenga la capacidad envolverte y aportar calidez. La zona de cocción, siempre mas delicada y sufrida, esta delimitada en el suelo con un marmoleado blanco,  tan de moda últimamente, aunque es un material atemporal que ha llegado para quedarse.

Una cocina natural con la iluminación muy trabajada, con una sorprendente proyección de luz a la zona de trabajo desde los laterales, porque la luz no siempre tiene que venir del techo. Una pieza verde comodoro, concebida y basada en el juego de Tetris, se inserta bajo la escalera de la vivienda para ofrecernos un elegante y súper útil almacenaje a modo de despensa.

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte