Del bocadillo al baño

No es un vinilo, no es una fotografía pegada sobre un pladur, el principio rector número 1 y con muchísima diferencia sobre lo demás es la practicidad de las cosas y que los materiales funcionen…si luego ademas se hacen cosas bonitas, felices los 3. El material es resistente al agua y soportará el paso del tiempo. ¿Que es entonces esta fotografía que llena y da una singular personalidad a este pequeño aseo?

Solo te puedo decir que es quizá lo que mas usabas cuando eras niño y estaba en tu bocadillo. Si servia para envolver tu bocadillo y protegerlo cuando se te abría el batido de cacao en tu mochila, porque no va a servir para envolver las paredes de tu cuarto de baño. Y en eso nos hemos enfocado, uniendo las extraordinarias propiedades del aluminio, que sino se arrugase lo podrías haber usado para envolver hasta 1.000 bocadillos y la tecnología de impresión mas avanzada.

Decora, es impermeable, versátil, puede sustituir a las baldosas de tu baño. Nos hemos atrevido con esta otoñal imagen a usar el aluminio impreso. Ahora solo te falta comprar los derechos de una fotografía bonita,  proponérselo a tu clienta y esperar que ese día se haya bebido 3 copas de vino para que te diga si, ¿fácil no? 😉

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte