En el dormitorio pequeño esta la buena confitura

Olor a cerrado, mucho polvo acumulado y un sinfín de antigüedades que nos recordaban a la bonita vida que un día lleno ese dormitorio. Cada vez que sacaba un recuerdo de esos armarios o un vestido, realizaba un viaje al pasado. Vivimos hoy de forma tan diferente  que debes que empezar de 0 para poder sorprender, como un nuevo libro o la nueva etapa de tu vida que empieza ahora.

Acompañaba al dormitorio un minúsculo aseo que no disponía de las mas elementales condiciones que necesita una persona. Por tanto, la habitación en su conjunto era de tamaño medio y su aseo minúsculo. Lo tuve claro, en el dormitorio pequeño esta la buena confitura o por lo menos había que intentar que lo fuera.

Recibimos la nueva suite con una gran composición de molduras geométricas en el cabezal. Disponiendo a lado y lado de un fantástico y esplendoroso papel pintado con motivos dorados. Los apliques que bañan de luz la habitación, son 2 preciosas   piezas contemporáneas con difusor, que dan a la habitación una singular sofisticación. Contrasta con la neutralidad del dormitorio una estructura de cama con una de nuestras maderas favoritas, el Nogal. Crea un precioso contraste, lo viste y da fuerza a la composición.

Vestimos la habitación con unos armarios en forma de L, realizados a medida hasta el techo y pintados del color de las paredes para una integración total en el dormitorio. Aprovechamos una desvencijada puerta de armario, la restauramos y usamos como nueva puerta de nuestro baño suite. Dentro del baño recuperamos el inexistente inodoro del aseo antiguo y dotamos de mas superficie al nuevo baño. Concluimos el baño con una sorprendente propuesta, la recuperación del tocho macizo original y lo hacemos protagonista incluso de nuestra zona de ducha, así como retando a las leyes de la permeabilidad de los materiales.

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte